Princesa y castillo. Foto de Roberto Cacho Toca.

Tus pies en Navidad

Con la mayor parte de las ciudades y pueblos deslumbrantes con sus luces de Navidad, aprovechamos la cercanía de las fiestas para ofrecer unas recomendaciones sobre el cuidado de los pies, muy afectados en estas celebraciones por el abuso del tacón, el frío y los excesos alimenticios típicos para dar la bienvenida al año nuevo.

Los pies de las mujeres suelen ser los que más sufren por el uso de tacones durante largos periodos en estas fiestas, al estar más horas de pie o sometidos a caminatas o bailes. Los especialistas del pie te aseguramos que los zapatos de tacón pueden ser incómodos y provocar daños si no eliges los adecuados. “Que uses zapatos altos durante las fiestas no quiere decir que tengas que torturar tus pies” –asegura la vicepresidenta del Colexio de Podólogos de Galicia , Montserrat Martínez­­­­­–. Los tacones anchos, tipo cuña, y las plataformas con la punta abierta o cerrada son los estilos más recomendables por los podólogos.

Spring. Foto de Some Legs. Creative Commons.

Spring. Foto de Some Legs. Creative Commons.

Además, antes de ponerte tacones los podólogos recomendamos hacer ejercicios de estiramiento y repetirlos después de quitarse los zapatos. Y para relajar los pies, aconsejamos colocarlos en agua fría durante 15 minutos o darles un baño relajante con agua y sales. Otra medida importante que debes tener en consideración es que al quitarte los zapatos no debes ponerte de inmediato unos planos, si no que primero debes ponerte unos tacones más bajos para que el pie se vaya adaptando.

 

Di NO a los stilettos puntiagudos

Tras años de puntas redondeadas, los stilettos puntiagudos vuelven a estar de moda. Pero lo cierto es que los zapatos con la puntera puntiaguda comprimen todo el antepié. Después de un tiempo de uso prolongado, este tipo de calzado puede causar dolor en los nervios, provocar o favorecer los juanetes, las ampollas, y la aparición de dedos en martillo o en garra. Algunas mujeres incluso llegan a desarrollar hematomas debajo de las uñas de los pies por la presión constante.

Por otro lado, es una tendencia, cada vez más asentada, la de regalar zapatos de tacón a niñas que todavía están en proceso de crecimiento óseo y con su musculatura en desarrollo. “La mayor cantidad de peso se concentra en la punta del pie y las menores están en pleno desarrollo. Su uso les produce dolor a corto plazo, ardor en las plantas de los pies, callos y juanetes. A largo plazo pueden causar problemas severos, como una columna desplazada, problemas degenerativos, inclinación del centro de apoyo y defectos en las rodillas” –apunta Montserrat Martínez–.

Princesa y castillo. Foto de Roberto Cacho Toca.

Princesa y castillo. Foto de Roberto Cacho Toca.

 

 

Eccemas, dermatitis y sabañones

La Navidad y la bajada de las temperaturas pasan factura a los pies que sufren, como problemas más comunes, eccemas, sobrecargas en el antepié, dolor de espalda, rozaduras, dermatitis y sabañones, y por eso es necesario cuidarlos adecuadamente. Entre las causas más probables se encuentran el uso de tacones, o el abuso de alcohol y otros productos de alimentación típicos de la Navidad.

Abusar del alcohol y de la ingesta de carnes rojas, mariscos y dulces puede afectar a las personas que tengan un ácido úrico elevado, desarrollando patologías como la gota, “una forma de artritis que provoca un gran dolor en la articulación metatarsofalángica del dedo gordo del pie”.

Para evitar los problemas derivados del frío, que dificulta una óptima circulación sanguínea, y de los excesos habituales en Navidad, los podólogos recomendamos llevar una dieta equilibrada –aprovecha a hacer una dieta liviana los días que no haya celebraciones–, utilizar un calzado que mantenga la temperatura del pie –como por ejemplo, los botines–, y escoger un tacón que aporte estabilidad al caminar y que no sobrepase los cuatro centímetros.

Estos problemas se pueden evitar comprando siempre un calzado de materiales naturales y flexibles que se adapten al pie y permitan su movimiento natural, ya que con el frío, la piel está más sensible y es más susceptible de sufrir heridas. Los botines y las botas son ideales para estas fechas porque ayudan a mantener la temperatura del pie. También es importante comprobar que la suela sea antideslizante, porque en los meses de frío es frecuente que por la humedad, lluvia o helada el suelo esté húmedo, y este tipo de suela ayudará a evitar resbalones y a caminar con seguridad.

No Comments

Post A Comment